Proyecto de Innovación: “Play it Again, Sam”

 
La música es una forma de lenguaje en sí misma y, ciertamente, es una forma de lenguaje para la mente. Si queremos comunicar algo emotivo, quizás la música sea el canal adecuado”
Robert Zatorre
 
¿Qué es “Play it again, Sam“?
Es un ambicioso proyecto de innovación pedagógica que hemos diseñado con el objetivo de acercar la música a nuestros pequeños alumnos, intentando llegar un poco más lejos del, a nuestro entender simplista, uso de la música que se suele hacer en las aulas de educación infantil. Se trata de un proyecto transversal que nos acompañará a lo largo de todo el curso y que nos permitirá vincular los diferentes proyectos de aula, objetivos, aprendizajes, rutinas, emociones… con la música.

¿Por qué la música?
“La música es una de las creaciones humanas que mejor responde a las necesidades del cerebro, no existe casi ninguna parte del cerebro que no se vea afectada por la música” (Stefan Koelsch, Doctor en Neurociencia, profesor de Psicología de la Música en la Freie Universitat de Berlin).
El sentido del oído está plenamente desarrollado desde el nacimiento, es decir, la competencia para percibir patrones auditivos es innata. Desde los primeros días de vida, somos capaces de identificar cambios en la estructura, melodía y ritmo en las canciones que escuchan. A los 6 meses de edad, los niños son mejores que los adultos a la hora de reconocer músicas de distintas procedencias: ellos no tienen los mismos condicionamientos que nosotros ya que solemos estar acostumbrados a escuchar solo algunos tipos determinados de música.

Música, lenguaje y emociones
La capacidad para entender la música ocurre sin necesidad de dar instrucciones para ello. Algunas investigaciones apuntan a que la música podría ser anterior al lenguaje, que nuestra capacidad para hablar sería resultado de una habilidad previa para percibir, entender y producir sonidos musicales. La música es capaz de despertar nuestras emociones más tempranas y nos las sigue despertando durante toda la vida. La función más universal de la música es regular las emociones.

Importancia de la música en la primera infancia


Objetivos del proyecto 

Pretendemos utilizar la música como recurso fundamental para el trabajo con los niños de 0 a 3 años, potenciando esas habilidades innatas y aprovechándolas para optimizar el desarrollo de aspectos tan importantes como regulación emocional, expresión, habilidades sociales, lingüísticas, motoras, autonomía, creatividad, auto-confianza… 

Mediante la música crearemos el clima emocional adecuado para cada momento de aprendizaje lo cual nos permitirá hacer más fluidas las transiciones entre diferentes actividades, los cambios de espacio y las rutinas básicas. Utilizar la música en esos momentos de transición nos permite evitar órdenes directas ya que los niños asocian la música a la acción y les permite anticiparse, lo cual además contribuye al desarrollo su auto-confianza. Introduciendo el ritmo posibilitamos la imitación y repetición de patrones de movimiento, activando respuestas motoras y favoreciendo el desarrollo neuro-senso-psicomotriz.

¿Qué música utilizamos?
Quizás aquí radica la principal novedad que aporta este proyecto: puesto que los niños tienen la habilidad de reconocer y disfrutar sin condicionamientos de diferentes tipos de música, vamos a trabajar con todos los estilos musicales: rock, pop, rap, jazz, country, folk, ópera, ska… Entendemos que los niños tienen la capacidad y el derecho a conocer músicas distintas a las que generalmente se utilizan en las aulas de infantil. La música “infantil” es una herramienta que nos permite   trabajar con los niños el lenguaje y la memoria, pero entendemos que no se puede limitar la experiencia de los niños a este tipo de música.

En el desarrollo del proyecto elegimos un estilo y hacemos una selección de canciones que, bien por su representatividad, por el ritmo, por la melodía, etc, se adapten a los objetivos del proyecto. Paralelamente se desarrollarán actividades y mini-proyectos de aula relacionados con la temática, época, estética…En principio la duración de cada estilo será quincenal pero son los niños los que nos marcan el ritmo.

Música y aprendizaje


Repasamos el trabajo realizado
“Play it again ” comenzó su andadura a finales de 2.015. Para empezar, y haciendo honor a la película Casablanca de la que tomamos prestado el nombre de nuestro proyecto, seleccionamos varias canciones procedentes de bandas sonoras originales de películas. Desde esa fecha hemos abordado diferentes estilos musicales: fado y tango, opera y zarzuela, rap y hip-hop, flamenco, copla, música de los años 60 y 80… Hemos elegido interpretes de todo el mundo: Cesaria Evora, Jimmi Hendrix, Vinicius de Moraes, Silvio Rodriguez,… Hemos integrado estas experiencias en el trabajo del aula implicando a las familias, como en este Rap Navideño que interpretaron los padres en la escuela.

Informamos a las familias de la música elegida en cada momento para que puedan continuar con el proyecto en casa. Como ampliación de este trabajo y con la colaboración de la Academia Musical Europa ofrecemos  un taller semanal de estimulación musical en familia.

“Play it again” es un proyecto vivo que evoluciona día a día y está abierto a las aportaciones de toda la comunidad educativa: equipo docente,  familias y, por supuesto, de los niños, así que, ¡¡¡tócala otra vez Sam!!!

Para saber más sobre música y cerebro:

Entrevista Stefan Koelsch
La musica es el lenguaje del cerebro
La musica una necesidad cerebral/
Bebes más inteligentes a ritmo de música
Music improves baby brain responses to music and speech

 

 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.